El balance perfecto entre precio y rendimiento